El marketing me confunde

Posted in: marketing

1- Te piden una campaña viral. Una campaña viral es aquella que convierte al espectador/usuario en parte de esa campaña, en tanto que transmite el mensaje de manera espontánea, ya que éste contiene algo que le invita a compartirlo. Para los clientes, lo viral es una campaña que cueste 1,20 euros, y llegue a 12 millones de personas. Amigos, las campañas virales son como los chicos pequeños, feos, impertinentes, trasnochados, y cuyo aliento huele a ajo podrido: que pueden ligar, pero con mucha pasta por detrás. Y ni con esas.

2- Te piden una presentación en power point. Te ves obligado a crear slides, y slides, y slides… ochenta, noventa, seis mil páginas, por qué no. El número de slides justifica tu trabajo. Al peso, contri más, mejor. Muchas slides, te lo has currado, pocas slides, te has tocado los huevos. Las presentaciones de marketing son aquello que pasa entre slide prescindible y slide prescindible. El dedo se te va pelando, la barba del interlocutor crece, la interlocutora se va a por un café. A Colombia. Y vuelve, y tú sigues dando la chapa. Los acuerdos sobre ideas se cuentan en un bar, y se firman en una servilleta. Pero luego viene la parafernalia, el folklore.

3- Te preguntan si la campaña va a funcionar. Me recuerda cuando las señoras, en la carnicería, le pregunta al carnicero si los filetes “van a salir buenos“, a lo que el carnicero siempre responde que “buenísimos“. Todavía espero a uno que les diga “pues mire señora no, son una puta mierda“. La realidad es que la publicidad no es tan sencillamente valorable como un añojo. Presentas una idea, y la revistes de todo un argumentario, que tiene como objetivo acotar la incertidumbre, pero asegurar el éxito es absurdo. Los clientes lo saben, pero aún así lo preguntan, y comienza el teatrillo.

4- Quiero un Amo a Laura. Y se quedan tan panchos, porque creen que quieren un vídeo chorra que sea portada de Expansión. No saben que lo que están pidiendo es el trabajo de una productora puntera, una canción exclusiva al grupo La Casa Azul, una pasta gansa en promoción del vídeo, la MTV con su maquinaria de marketing lanzando contra un target brutal en cuanto a potencialidad viral, un tema políticamente incorrecto como trasfondo, y un plan de medios, y agenda de contactos, bastante considerables. En definitiva, dólares. Tú propónle al cliente meter cera a los católicos, a ver qué te dice.

5- Te piden llegar a todo el mundo. El delimitación de un target, de un público objetivo, es cosa del pasado, si podemos imponer la nueva frase de moda que se escuchará desde las pescaderías, hasta las reuniones de altos directivos. El nuevo “condemor“, en nuevo “no es por no ir“, el nuevo “un poquito de por favor“. Esas frases hostiables, que descalifican a quien las dice, y donde la publi también ha colaborado con los algodones que no engañan, pausas KitKat, o las horas Cocacola Light. Quieren que todo el mundo las recuerde, pasar a la posteridad, dirigirse al Universo con sus mensajes. De cada millón, medio cliente lo consigue. Pasa a formar parte de la cultura popular. Enhorabuena, parece un objetivo muy realista.

6 (y último)- No tenemos mucho presu, pero quería algo más imaginativo. Como el vídeo ese que es una cámara y ya está…

Serpientes de verano

Posted in: massmedia

La temporada estival suele caracterizarse por tener a medio planeta de vacaciones, entre otros, a los redactores, periodistas, fabuladores, y demás profesiones más o menos dignas, que componen lo que podemos llamar “periodismo“. Ocurre que, por cuestiones de acuerdos comerciales y demás, el informativo a rellenar es de la misma duración que uno con el equipo a tope, por lo que el contenido suele ser peor -si cabe- de lo habitual.

Este verano, al contrario que otros, la actualidad ha seguido su curso como si nada ocurriera u ocurriese. Quiero decir, que hoy hay noticias de peso, donde otros años campaban incendios, turbinas de piscinas asesinas, ataques de terroríficas medusas, reportajes sobre la canción del verano, o sobre la ausencia de la misma, mirones que se tocan en las playas mientras las jóvenes y lozanas parejas se zurran la sardina… lo típico.

Cuando hablo de noticias de peso, hablo de seguimientos concretos a manifestaciones, JMJ, Consejos de Ministros, Strauss-Kahn, o Gadafi, el retorno. Tengo la sensación de que la presión que meten los medios sociales tiene algo que ver. Ya no sólo afecta a los tiempos -la resolución del caso Chacón en su momento, fue un claro ejemplo de necesidad de adaptación a una nueva velocidad-, sino que también al papel de los medios, obligados a aportar un contenido más atractivo del que, por ejemplo pudiera aportar un tuitero que enlace con blogs de todo tipo. Por supuesto sin conseguirlo.

Hace tiempo monté una startup con la que fracasé. Ya he dicho varias veces, que fracasar en la vida es lo mejor que te puede pasar, junto con frotarte en una discoteca con Terelu Campos. Se trataba de mezclar vídeo y geolocalización. Si os la cuento, me hablaréis de lo buena que es, pero no lo vais a hacer, por mi salud mental. La cuestión es que una de las claves para la rentabilidad eran los vídeos. ¿Había que hacer cuidados clips para los establecimientos, o con un vídeo rápido y básico nos servía?

Siempre aposté por lo segundo, contra la opinión del resto de socios, y de cualquier aficionado por la estética cuidada. Y creí en el concepto “vídeo rápido”, primero para que cuadraran las cuentas y, segundo, porque el usuario necesita mitigar un deseo, no ver El Padrino IV. Quiero decir, si quieres ver, por dentro, un hotel de Estambul, no necesitas ver una anuncio de teletienda, quieres verlo por dentro con un plano subjetivo, y ya.

Una de las vías de negocio online es canalizar ansiedad. El volumen de información es tan brutal, inabarcable, y todos tenemos esa percepción tan clara, que funciona todo lo que nos ayude a mantener el ritmo o, por lo menos, a vivir en la ficción de que lo mantenemos. Para todos los que somos más felices considerándonos informados, Twitter es el claro ejemplo.

Entre que la noticia se produce, y que los textos, imágenes y opiniones corren por Twitter, pasan segundos. El del llamado “periodismo ciudadano” parecía un debate profundo y de fondo, hasta que la realidad lo dejó obsoleto. Ya no es un debate, es un hecho, y arrastra a los medios digitales detrás, y éstos a los offline. Ves un trending topic y te preguntas qué habrá pasado con tal, o cual tipo. Las fotos vuelan, y lo hacen más, cuanto más exclusiva, reveladora, e interesante, es la información que aportan. Luego consultas la prensa digital. Nada durante horas.

Obviamente no se puede pasar por encima de realidades marcadas por esa velocidad: bulos multiplicados en minutos, que hacen trabajar a departamentos de imagen, escasa calidad periodística, ruptura total y absoluta de cualquier tipo de cita con la ética, fuentes tan directas como poco fiables (en realidad, los errores en los que incurrió la prensa tradicional)… Mitigar nuestra ansiedad. Eso es lo que queremos, y pagamos incluso con la verdad.

¿Qué será del periodismo bien hecho? Pues tras años en los que éste se alejó de la prensa tradicional, será posible ver casos de buen periodismo también en Twitter, por qué no. Salen propuestas online más cuidadas (con dificultades económicas, o voluntarias), y siempre habrá personas dispuestas a dedicar media hora a un buen artículo. Parece evidente que la prensa tradicional ha perdido el crédito para una generación: ni les creen, ni les leen, ni consideran que sean el famoso “cuarto poder“. Ese papel se traslada al entorno socialmedia, capaz de revolver al mundo árabe, agobiar a presidentes, o meter a Chiquilicuatre en Eurovisión.

Los popes de la prensa no tienen ni puta idea de lo que será de sus modelos de negocios. De qué funcionará o qué no. De cómo amoldarse a una realidad cambiante. Por eso casi todos están en Twitter. Aunque no puedan seguir la velocidad, por lo menos, mitiga su ansiedad.

Boone Oakley

Posted in: marketing

Hoy os dejo la videoweb de una productora que me encanta:

Fukushima

Posted in: General

Aún me parece increíble…

http://www.youtube.com/watch?v=i_zAWSQNNO0&feature=related

PD: Abrazos a Naoki y a Katsuyuki.

El vídeo nuevo de La Gran Corporación

Posted in: General

@kekoponte dando Four Roses a un peluche, la foto de la comunión de @pantulis, @albertok repanchingado, o un servidor royendo un hueso de perro, son las cosas que ha condensado @edugarcia. Seis meses llevo en La Gran Corporación, y espero que sean muchos más…