El baile de la CEOE

Posted in: política

En los últimos días los empresarios han hecho un esfuerzo intelectual sin precedentes para abrirse paso en el debate público con una serie de medidas y propuestas con el fin de dar pasaporte a la crisis. Es todo un detalle que en un mundo en que nadie quiere arrimar el hombro, nuestra elite empresarial ha bajado a la arena de la opinión pública, con un documento de calidad, micro y macroeconómica, importante. Ya que el Partido Popular no acaba de comentar qué hará para salvarnos, parece que es la CEOE la que nos saca de dudas.

En materia de indemnización por despido improcedente del contrato indefinido, quieren que se quede en 20 días por año trabajado con un máximo de doce mensualidades. Decía el periodista deportivo Juanma Castaño en Twitter que al final, el finiquito nos iba a salir a pagar. Sugieren los empresarios que abaratando el despido se les quita el miedo a contratar. Que levante la mano el trabajador que hoy firme un contrato indefinido, y crea que estará en la misma empresa dentro de cinco años. Gracias. Es decir que las empresas de Nueva Rumasa, o los cientos de fábricas cerradas, no han quebrado por error en la gestión, o en la adaptación a la nueva economía, no. Ha sido por el coste de los despidos, y por miedo a contratar.

No consideran que el equilibrio presupuestario tenga que venir del lado de los ingresos. Claro que no. Más que nada porque privatizando empresas que dan beneficios, es complicado sacar dinero. Y mucho menos si se quiere tocar bancos, o grandes fortunas.

Ante el miedo a la pauperización de la seguridad social, eduación, o pensiones, su respuesta es que las empresas tengan que pagar menos seguridad social. Jugada redonda. Además, y ya que estamos, retoquemos el derecho a huelga, las subidas salariales vinculadas a la inflacción. En definitiva las consecuencias de un mundo global parecen claras:

1) La ausencia de fronteras y velocidad de los medios han dado alas al concepto multinacional como empresa que produce donde quiere, y vende donde puede.

2) El precio de la mano de obra (white collar workers incluidos) tiene que caer, si la economía quiere ser tan competitiva como, por ejemplo la china, o vietnamita, con niños trabajando 16 horas al día, y durmiento en chabolas dentro de las fábricas. Imposible, pero un referente utópico necesario para la rentabilidad siempre creciente. Bajan la regulación, desaparecen derechos adquiridos…

3) La demanda ya no está en tu país. Así que si en España la gente no tiene para mantener las ventas de Inditex, pues Inditex vende en India, Brasil, o donde toque. Se acabó el compromiso social de la empresa, en fin de la responsabilidad social corporativa. La desvinculación del entorno, la muerte del fordismo.

Rosell, el presidente de la CEOE, es de los que piensa “de que“. Pensar “de que” dice mucho de la talla del representante de los empresarios, en un país que confunde todo. Entre sus confusiones favoritas están la de público con ineficiente, privado con eficiente, o empresario con emprendedor. A ver hasta qué punto al personal le va la confusión o no. A ver hasta cuándo les dura el baile.

5 notas como otras cualesquiera

Posted in: General

-Hay un chiste en Facebook que dice: “Se abre el telón, aparece Esperanza Aguirre. Se privatiza el telón“. Es gracioso, pero me gustaría adaptarlo del siguiente modo: “Se abre el telón, aparece Esperanza Aguirre, nos cuenta que los funcionarios son ineficientes y unos jetas, y que las empresas son eficientes y honradas, más eficientes y honradas cuantos más familiares tiene en ellas, y tú, que te la suda todo, dices que vale, y que quien venga detrás que arree. Pues te va a tocar a tí, así que te jodes, y si quieres ahora bajas el telón”.

-Se me ocurre una encuesta ¿Prefiere que la selección española juegue como el culo, a cambio de que la economía estuviera creciendo? Preguntemos a parados y a empleados. A ver.

-Me imagino a Pedrito Piqueras seleccionando la noticia para abrir el informativo. Con menos de mil muertos ni lo contempla. Ayer sacó imágenes de una erupción volcánica en el Pacífico. Dijo que algo así podría estar pasando en El Hierro. Claro, algo así, o parecido, o algo que no tiene nada que ver, o un señor mirando el Twitter en el water, o un albatros sobrevolando a un viejo dormido. Periodismo de calidad.

-Si tienes un volumen de trabajo gigante, y te proponen refutar las leyes de la termodinámica, deja la filosofía para otro día. Si no lo haces tu cliente se dará cuenta, y te dará un toque de atención.

-Hace años, en un seminario en el Alfil, Leo Bassi nos dijo que en sus espectáculos no incluía marcas. Parece simple, pero pasaba de hacer publicidad, y denunciaba a los monologuistas que, con tal de llegar fácil al lugar común, eran irreflexivos y hacían publi gratis. Hoy leo en Twitter #cineconmarcas: hacer nombres de pelis con marcas. Pues ahí anda la élite intelectual.

Efectos secundarios

Posted in: fútbol&más, marketing, massmedia

La prensa 1.0 volvió a dar arcadas ayer. El entrenador del F.C. Barcelona, Pep Guardiola fue el objeto de la operación. La rueda de prensa tras el entrenamiento del equipo fue el lugar elegido. El responsable, el periodista de Radio Marca. Hemos de partir de un presupuesto: Guardiola siempre ha manifestado el miedo que tiene a que sus jugadores, borrachos de éxito como están, abandonen ese maravilloso ansia por ganar. Los temores son lógicos y comprensibles, dirigiendo a un conjunto de jugadores que lo han ganado absolutamente todo en su club y selección.

Hemos de tener en cuenta otro presupuesto: a la prensa de cae mal Pep. Lo primero porque no da entrevistas personales, motivo por el que no cuenta con el beneplácito de las vacas sagradas del periodismo nacional (Los Abellanes, De la Morenas, etc…), acostumbradas al compadreo y el amiguismo con las estrellas. Lo segundo porque tras el telón de la prensa deportiva existe mucha caspa, que ve en el catalanismo del de Sampedor una lacra. Pese a sus internacionalidades como jugador. Al más puro estilo “Xavi juega con las medias bajas para que no se vea el ribete con la bandera de España“. Ese es el nivel. Y lo tercero porque Guardiola es inteligente, culto, y más listo que la prensa. Y eso a la prensa le jode.

Con estas ideas muy presentes, ayer el redactor de Radio Marca estaba tras el vídeo que incluyo a continuación, para que ustedes saquen sus conclusiones:

Pues ayer no hubo informativo en que no se sacara el titular “El enfado de Guardiola“. Resulta más cómodo ver así las cosas, que la realidad: un compañero de profesión da una lección de mal periodismo, adolece de ética, y el entrenador catalán le abochorna. Si yo hubiera sido el pseudoperiodista, que alguna cornada en ruedas de prensa me llevé, me hubiera ido a casa a reflexionar sobre lo ocurrido. Sin embargo tanto Radio Marca como la prensa nacional, se acomodaron en la trinchera mientras, a miles de kilómetros, los periodistas reían las gracias a un gordo y patético Maradona, que perdía en su enésima aventura estrafalaria al calor del dinero de los Emiratos.

El público es pasivo. La sociedad está plagada de espectadores, dispuestos a sentarse mientras ven pasar su ataúd. Pero conviene apuntar que llevan muchos años viendo pasar su cadáver, y han conquistado la ironía. Sí, el público es irónico, sabe. Ahora sólo se le engaña con quién lava más blanco, hasta donde se quiera dejar engañar, hasta donde le divierta ser engañado. El espectador es experto, y sabe más que los que están en la industria del entretenimiento, va por delante. Por eso los contactos amateurs espontáneos, los fenómenos online, encajan mejor que las grandes superproducciones. Por eso ya no se creen a la prensa.

Y los contactos espontáneos del espectador como productor de contenido cada vez son más interesantes, ricos y tienen mayor aceptación. Por eso Concha García Campoy, en Telecinco, le dio tremenda somanta de hostias a González Pons. Porque el estilo de Ana Pastor gusta, arrasa, y se ve y lee en las redes sociales (casi 130.000 fieles en Twitter). Por eso ayer Twitter vapuleó al pelele que dirige el diario El Mundo. Porque en los ochenta era intocable e intangible, pero ayer fue PedroJETA. Porque desde un blog le dejaron en pelota (leánlo, no tiene desperdicio), y se revolvió desde su cuenta con la energía absurda de quien no sabe perder.

Irrealidad virtual

Posted in: marketing, massmedia

Los medios de comunicación de masas causaron un impacto tan brutal como difícilmente asumible. De un día para otro, después de millones de años de existencia sobre la Tierra, podríamos enterarnos casi de cualquier cosa que pasara en el mundo. Y no nos adscribimos a un interés local, que nos haría pensar que vemos las cosas desde un etnocentrismo atroz, sino que tenemos un punto de vista global, porque a todo llegamos.

De tan manoseado, casi no tiene sentido decir que la primera sensación que deja la revolución de los medios, es que lo que no aparece reflejado, no ocurre. ¿Conocéis a Víctor Sandoval? Cada show en Sálvame es un denodado ejercício por sentir que existe. Como él cientos de personajes televisivos, y millones de personajes no televisivos, pero que creen que merecen su propio programa, educados para ser estrellas, como dijo Chuck Palahniuk.

De esta primera consecuencia, deviene la segunda, y es que tener acceso a información desde cualquier parte del mundo, hace que tengamos una visión global. La cuestión es que toda información recibida, es buscada, capturada, procesada, transmitida y asimilada desde el etnocentrismo, no existen esos puntos de vista globales que pedía Lyothard.

La red ha supuesto otro estado de shock para la forma que tenemos de comunicarnos, pero también de ver, de entender el mundo. Si lo que no aparecía en la tele no existía, imaginemos si existe algo que no aparece en la tele ni deja huella digital alguna. Ni en redes sociales, ni una entrevista perdida… Por eso, hay veces que me pregunto quién ordena todo. Me pregunto si la red está al servicio del usuario y, si es así hasta cuándo.

Si ustedes buscan en google a la jamelga de Beyoncé Knowles, el servicio de autocompletado del buscador le ofrece a la cantante en cuanto han marcado las letras “be“. Busque a Lyothard, y el mismo servicio se lo autocompleta cuando hemos escrito “lyothar“. Los servicios de coockies y matching son tan fantásticos, que apetecen. Espiarnos para obtener nuestros usos, costumbres, gustos y depravaciones, parece bueno para el negocio y útil para nosotros, pero teniendo en cuenta que hay personas que talan el Amazonas, o producen bombas de racimo, dudo que no sea tentador que nos introduzcan productos interesados entre nuestros gustos, y que llegue el punto en el que los fabriquen (los gustos) atinando más que ahora, que no van mal: el control absoluto (con trasfondo, obviamente político y de control social).

Y en el momento que nos cuelen productos (como comenzará realizar Twitter con sus invasivos tweets de empresas a las que no sigues), podemos empezar el debate sobre cómo nos moldean más el cerebro. Y habrá quien diga que siempre habrá intrépidos cabrones, viejos topos, capaces de explorar, y de ofrecer cosas que mejoren nuestro mundo. Y te diré que su número es residual, que el resto se deja llevar entre cantos de sirena de un futuro donde llevar unos pantalones CK te haga más feliz.

Hemos creado un mundo virtual en el que podríamos hacer cosas tan extrañas e increíbles como nos pudiéramos imaginar. Y sin embargo no las hacemos. Los juegos de simulación social funcionan. Juegos en los que podemos huir de las frustraciones del día a día, y convertirnos en otro. Y muchas veces ese “otro” se corresponde con el “yo” que nos gustaría. Es decir que podríamos ser exploradodes en Andrómeda, pero la mayoría se quedaría como está, pero con huevos para decirle a la del cuarto que si se lo montan en el ascensor.

¿Se podrá tocar lo virtual?, ¿Las herramientas de marketing serán siempre tan cutres como en Second Life?, ¿O se refinará la cosa? Suena tan tentador poder generar los anhelos de las personas de manera directa. Y suena tan peligroso, como lo ha sido siempre. Y ahora me voy con el Tamagotchi a por el Paper.li. Buen domingo.

Notas reformadas

Posted in: política

-Se nos va. Fraga abandona la política demostrando que se puede ser franquista luego demócrata y no chirriar, y que se pueden vivir dos legislaturas balbuceando. Algo, esto segundo, que quien más quien menos sospechábamos. La misma generación que no sabe que el hermano de Franco fue político de Esquerra Republicana de Catalunya, ignoraba que el eterno presidente gallego fue ministro del Caudillo. Tan icono de lo postmoderno como Marilyn: una imagen efectiva, repetida, sin sentido, desafiando a los grandes relatos.

-La policía rodeaba esta mañana el Congreso de los Diputados, como si ignoraran que la mayor amenaza para el edificio la protagonizaron las fuerzas de seguridad del Estado un veintitrés de febrero. A los representantes del pueblo no les gusta oír los gritos de la calle que, ante la decisión política más crucial desde hace décadas, se ha oído más débil que nunca. Todo cansa, y la protesta también. Invitación a la ausencia en la vida pública, facilidades de pago a la indiferencia. luego vendrán los lloros.

-Pepe Blanco, uno de los seres más mediocres que han salido por la tele, ha afirmado que “La reforma aprobada hoy, es una garantía para los inversores“. Cada vez que alguien del PSOE dice alguna frase así, debería explotarles el carnet en el bolsillo, generándoles politraumatismos, y diversas heridas causadas por metralla. Propongo que a las próximas elecciones les cambiemos el nombre por el de “Junta general de accionistas“. Que España cotice en bolsa, y que nosotros mismos podamos invertir nuestros impuestos en los países más competitivos y rentables.

-Recomendaciones de twitter: ayer hurgué un poco por el twitter oficial de FE de las Jons, y brindé a los followers una serie de grandes personajes, menos famosos que los Terch y compañía. Hoy recomiendo a uno de los clásicos actores-cansinos del progresí, mojabragas donde los haya, que es Juan Diego Botto (@JuanDiegoBotto), que se lía a lanzar metáforas contra la reforma constitucional, para que veamos que ha leído y que es guay.

-Completaría con una quinta nota, pero los mercados, impulsados por las agencias de calificación de riesgos, me han comentado que, para que la prima de riesgo del blog no se siga desplomando, debo reducir los caracteres de mis post.

Hasta la médula, siempre.