Efectos secundarios

Posted in: fútbol&más, marketing, massmedia

La prensa 1.0 volvió a dar arcadas ayer. El entrenador del F.C. Barcelona, Pep Guardiola fue el objeto de la operación. La rueda de prensa tras el entrenamiento del equipo fue el lugar elegido. El responsable, el periodista de Radio Marca. Hemos de partir de un presupuesto: Guardiola siempre ha manifestado el miedo que tiene a que sus jugadores, borrachos de éxito como están, abandonen ese maravilloso ansia por ganar. Los temores son lógicos y comprensibles, dirigiendo a un conjunto de jugadores que lo han ganado absolutamente todo en su club y selección.

Hemos de tener en cuenta otro presupuesto: a la prensa de cae mal Pep. Lo primero porque no da entrevistas personales, motivo por el que no cuenta con el beneplácito de las vacas sagradas del periodismo nacional (Los Abellanes, De la Morenas, etc…), acostumbradas al compadreo y el amiguismo con las estrellas. Lo segundo porque tras el telón de la prensa deportiva existe mucha caspa, que ve en el catalanismo del de Sampedor una lacra. Pese a sus internacionalidades como jugador. Al más puro estilo “Xavi juega con las medias bajas para que no se vea el ribete con la bandera de España“. Ese es el nivel. Y lo tercero porque Guardiola es inteligente, culto, y más listo que la prensa. Y eso a la prensa le jode.

Con estas ideas muy presentes, ayer el redactor de Radio Marca estaba tras el vídeo que incluyo a continuación, para que ustedes saquen sus conclusiones:

Pues ayer no hubo informativo en que no se sacara el titular “El enfado de Guardiola“. Resulta más cómodo ver así las cosas, que la realidad: un compañero de profesión da una lección de mal periodismo, adolece de ética, y el entrenador catalán le abochorna. Si yo hubiera sido el pseudoperiodista, que alguna cornada en ruedas de prensa me llevé, me hubiera ido a casa a reflexionar sobre lo ocurrido. Sin embargo tanto Radio Marca como la prensa nacional, se acomodaron en la trinchera mientras, a miles de kilómetros, los periodistas reían las gracias a un gordo y patético Maradona, que perdía en su enésima aventura estrafalaria al calor del dinero de los Emiratos.

El público es pasivo. La sociedad está plagada de espectadores, dispuestos a sentarse mientras ven pasar su ataúd. Pero conviene apuntar que llevan muchos años viendo pasar su cadáver, y han conquistado la ironía. Sí, el público es irónico, sabe. Ahora sólo se le engaña con quién lava más blanco, hasta donde se quiera dejar engañar, hasta donde le divierta ser engañado. El espectador es experto, y sabe más que los que están en la industria del entretenimiento, va por delante. Por eso los contactos amateurs espontáneos, los fenómenos online, encajan mejor que las grandes superproducciones. Por eso ya no se creen a la prensa.

Y los contactos espontáneos del espectador como productor de contenido cada vez son más interesantes, ricos y tienen mayor aceptación. Por eso Concha García Campoy, en Telecinco, le dio tremenda somanta de hostias a González Pons. Porque el estilo de Ana Pastor gusta, arrasa, y se ve y lee en las redes sociales (casi 130.000 fieles en Twitter). Por eso ayer Twitter vapuleó al pelele que dirige el diario El Mundo. Porque en los ochenta era intocable e intangible, pero ayer fue PedroJETA. Porque desde un blog le dejaron en pelota (leánlo, no tiene desperdicio), y se revolvió desde su cuenta con la energía absurda de quien no sabe perder.

Viersiones

Posted in: música

El título es francamente hostiable, pero mira, es lo que hay. Igual me dan curro de creativo en Telecinco, la revista Cuore, el gabinete de prensa del Gobierno, o algo peor.  Como quiera que Martin Scorsese está a punto de sacar el documental sobre George Harrison, George Harrison, llamado living in the material world, y el décimo aniversario de su muerte está cerca, aprovecho para hurgar en esos versionadores caseros y fans del Youtube. Aquí van mis cinco destacados:

1) El japonés. Algún día haré un especial sobre el concepto japonés-friki, que lleva dando juego desde Humor amarillo, y que rellena reportajes televisivos a cascoporro. Un reportaje sobre frikis no es un documento en condiciones, sin un par de japonesas vestidas de gilipollas, saludando, y riendo a cámara. ¿Se imaginan a un japonés con un libro de Juan Manuel de Prada? Pues eso. Este señor no tiene desperdicio. No sólo por el concepto foto con espumillón navideño, sino por la pericia que demuestra en la edición, y lo barroco de sus efectos visuales, toda una apuesta rebelde en tiempos de minimalismo.

2. Alan de Silva. Apunten ese nombre porque no es el próximo fichaje colado por Mendes en España (aunque podría), es un covermaker que nos puede dar muchas tardes de gloria. Lo mejor del vídeo son los siete segundos iniciales. El ruidito inquietante, la cara no menos sobrecogedora. Tras superar las dudas sobre si es hembra o varón, si el color de las cejas es teñido, o resite más a los disgustos que el de la cabeza, se casca una versión de My Sweet Lord. Creo que es el paki de un restaurante de Avemaría, con una peluca de la Plaza Mayor en Navidad, pero tengo que confirmarlo.

3. Jake Shimabukuro. Para solaz de los modernos que se van con la mochila a la India, compran vinilos en UFI, y toman el vermú en La Sueca, traigo una versión en ¡Ukelele! Qué moderno ¿verdad?, qué bien, qué expléndido, que instrumento naïf pero capaz de reflejar un sonido único que jamás entenderán los pokeros fans de Pitbull… para los que diseñáis productos e interfaces. Versión muy bien ejecutada -las cosas como son- de While my guitar gently weps. Le sobran los pajaritos y la cascada de fondo eso sí. Estará detrás el Gobierno de Canarias.

4. Ellie Davidson es una chica que toca la guitarra de puta madre, que tiene voz de rockera y ha colgado una versión de Blackbird autograbada en blanco y negro -así, más artística-, pero sólo trescientas visitas. Por lo menos no es una desquilibrada mental, como muchos de los versionan este tema por Youtube. Me mola su toque, porque la gente que versiona Blackbird suele ser muy acaramelada y pastelosa, y esta tipa la canta con una voz agria, y ritmo en la guitarra como para no dar tregua.

5. Vamos a cerrar con un poco de humor. Un grupete de amigotes que han decidido hacer un vídeo para pasarlo bien. Lo verdaderamente molón son las figuras y actitudes de los coreógrafos y bailarines del fondo. Lo que es la canción… partamos de que me resulta poco creíble ver a un rapero con una guitarra acústica, y que ella se cree que por estar buena también va a cantar bien y será la nueva Beyoncé. Lo malo es que nadie en el grupo -ni el falso rapero, ni los bailarines- tienen pelotas a decirle que canta como un hurón borracho y bañado en uranio empobrecido.

Buen finde.

La importancia de un buen guión

Posted in: cine&tv, política

Brutal La Noria el sábado. Brutal. Un ejemplo de búsqueda de la mierda por encima de todas las cosas. Si hace unas semanas pudimos disfrutar de la fábula del muñeco roto con el desparecido Chapis, esta semana se rebuscó en la basura patria para sacar a Poli Díaz. Se trata de un rival muy sencillo para la táctica de Jordi González, periodista que siempre va de “profesional serio que se encuentra por casualidad en un estercolero“, y nos deleita con caras de incredulidad antes los malos modos y las declaraciones fuera de tono de las víctimas.

El púgil compareció, balbuceando sandeces aplaudidas por los sofisticados Matamoros, Jiménez Arnau, y compañía. Lecciones de moralidad barata. Patadas a la ética. Carnaza agradecida por un público ávido de desgracia ajena. Y no va mal servido.

Después pudimos ver un reportaje de investigación ejemplar. El 15m desde dentro. Reportaje con cámara oculta en el que nos contaron sin tapujos el cansancio ante asambleas interminables, y las quejas ante la suciedad de Sol. Me gustaría ver ese tipo de reportajes en un buen puñado de ayuntamientos españoles. Me gustaría que el chavalín que apareció como “encargado de comunicación” del movimiento, hubiera sido profesional, hubiera estado atento al contenido del programa, y hubiera visto el gran reportaje que antecedió a su entrevista, es decir, hubiera sido un buen profesional de la comunicación. Para la redacción de Telecinco: existe una gran diferencia entre decir que “podría haber hasta cucarachas”, y enseñar que hay cucarachas. Pero claro, el público no lo percibe.

Para rematar, debate “plural”en la mesa. La pluralidad significa tener tres periodistas vinculados al PP, y otros tres al PSOE. Seguro que tienen una gran imagen de un movimiento que, lo primero contra lo que atiza son los partidos. El 15m decidió no jugar en la liga de los medios, sin darse cuenta de que eso no es decisión suya. Guardar silencio ya no es un acto de rebeldía, es pelear con las manos atadas. Movimiento deglutido, y carpetazo. Tan germen de un cambio, como el movimiento antiglobalización que se reveló contra el FMI en Seattle, o en Génova. Ni más, ni menos.

Tengo la sensación, que de la observación de los movimientos en las organizaciones de poder, podemos aprender mucho. El movimiento masivo de Seattle (1999), calificado en principio por los medios de “carnaval”, sirvió para alimentar a los medios, que les enterraron bajo la etiqueta de “antisistema”. Perseguían el mismo objetivo que determinada cúpula neocon en el propio FMI: cambiar las políticas económicas. Cada uno en un sentido diferente, claro. Los segundos, conocedores de que las historias han de ser bien tramadas, lograron meter a Strauss-Kahn en la trena, aplaudidos por la masa unánime. A las pocas horas de la detención, hasta la última señora del mercado más recóndito del sur de España, sabía que ese tipo era un mujeriego (juicio popular por la vía rápida, masa indecisa convencida).

En el prime time de Telecinco, o en las más altas esferas, lo importante es el guión y, de momento, el guión siempre sirve a los mismos. Y gira la noria.

Zapeando

Posted in: cine&tv

-Intereconomía está necesitada. Al igual que hace un tiempo, cuando Juan Manuel de Prada (la gran esperanza de las letras españolas, portada de El País Semanal, en su momento) aparecía pidiendo pasta, como si de un callTV se tratara, se ve que el millón de euros mensual que ingresan, no da para mantener el rigor periodístico del que hacen gala. Hace poco rompieron la explotación comercial que les hacía Publiseis (La Sexta, sí, La Sexta), por nosequé de una presunta irregularidad con respecto al concepto de competencia. Pues eso: acoquinen, hagan el favor.

-La sección Spain is different viene de la mano de Ortega Cano, que desde su accidente tiene una especie de palco de honor, por ejemplo, en elpais.com. El planeta entero está en vilo ante la evolución del matador de toros. Magnífico detalle de nuestro rotativo de referencia.

-Telecinco aplica el concepto transmedia al contenido. Consigue que asociemos el día a día de las princesas de barrio, con analistas políticos que comparten plató, y media hora más tarde saltan a sus informativos hablando de impuestos, primarias, o política extranjera. Los estrenos de las series son noticias, sus concursantes serán futuros famosos, futura noticia. Un micromundo que ha fagocitado a Cuatro, y tiene en su poder el entretenimiento de cinco millones de compatriotas.

-Ayer pudimos ver el último programa de Gafapastas en La2, un formato entretenido, descarado y sin ambiciones. Algo diferente y fresco, y una lección de autoparodia. Todas las características anteriormente citadas, son motivo legal para ser suprimido de la parrilla. Los listos sólo ven la tele después de la comida. En cuanto acaba Jordi Hurtado, vuelven a Baudelaire. La2 es como ese libro que viste tanto, que tiene una pinta tan buena, que nunca tienes tiempo para leer.

-Mi gran sueño húmedo era ser redactor de Corazón Corazón. Ese tipo de prensa se está perdiendo. Frivolidad casposa y de guante blanco. Documentos word repletos de expresiones como “nuestro malagueño más internacional”, “…nos recibió en su casa de Puerto Banús“, o “La guapa modelo lucía, embarazadísima, un vestido premamá de…”. Lástima de vicisitudes laborales.

Decálogo final sobre el 15M

Posted in: General, política

1. La gran mayoría del pueblo, del demos, no apoya el movimiento. Por más que consideréis que ese micromundo con ambiente enrarecido y aire reconcentrado, que es Twitter, es el mundo real, no lo es. El mundo real es la señora que espera a las 16:00 a que le pongan “la novela en la uno“, y la pareja de arquitectos cuya mayor preocupación es lo que van a cenar esa noche. La seducción vencerá hasta que el hambre, o la pobreza severa hagan variar las prioridades. Del iPad al pan.

2. Supongamos que una importante entidad bancaria se dispusiera a comunicar un barbaridad, que es una práctica habitual. Emprende dos acciones: la publicitaria, de seducción, y la institucional, legitimación. En la primera se emplea talento comercial, en la segunda formas y símbolos. Comunicar es lo más importante. La izquierda se atrofia siempre con esto y, cuantos más medios tiene a su alcance (ahora las redes sociales) más se les nota el acartonamiento. La importante entidad bancaria, no dejaría que un bedel se pusiera ante una cámara. Sólo un responsable de comunicación. Asesorado, pero experto y que guarde una imagen muy estudiada de lo que se quiere comunicar.

3. Las imágenes perrofláuticas, sin ser la generalidad del movimiento, lo ilustran para los medios, que neutralizan cualquier fuerza de mensaje, y lo encierran en el saco de prejuicios en el que vive la señora de la novela, la pareja de arquitectos, y todos y cada uno de nosotros. Si se quieren resultados, es necesaria disciplina, estudio, marcialidad. Si lo que se quiere es jugar a rebelde, hinchar el ego y follar jipis, enhorabuena.

4. El problema de optar por lo del ego y el amagamiento con chicas y chicos fans de Grateful Dead, es que se está aniquilando la posibilidad de plasmar sobre la arena un debate muy útil y necesario. Han perdido su oportunidad. Han jodido el mensaje por introducirlo con un diávolo, y un taller de juncos tibetanos, clown, o laputaquelosparió. Cada vez las noticias que llegan de las acampadas son más frikis. Desacreditan el mensaje. Si los políticos no les representan, el movimiento 15m no me representa. Han caído en la trampa.

5. La gran mayoría de los ciudadanos son intelectualmente inactivos. Una vez perdonado el eufemismo, comentaré que dado el caso, lo suyo sería aplicar las palabras grandilocuentes exigidas, a la realidad más próxima. Poner metáforas. Ejemplitos. Para que lo entienda el pueblo llano. La derecha lo interpretó a la perfección: molesta a los comerciantes. Se sacaron una estadística del sobaco (que los empresarios perdían el 80% de las ventas), y toda esa masa irreflexiva comprendió, en 30 segundos de noticia, que los chavalitos del 15m debían levantar el campamento.

6. Cuando tú tienes un proyecto, has de presentar un por qué, un cómo lo harás, paso por paso, lo que costará… pequeños detalles que hagan llegar al interlocutor la sensación de que tienes capacidad para llevarlo adelante. No puedes presentarte en Telecinco, a decir que su programación es una mierda. Tienes que ir con un proyecto, y si no lo quieren, tienes que montarlo en otro sitio, y demostrar que la gente no quiere ver Telecinco, que quiere ver tu proyecto.

7. Pensando, llego a la conclusión de que el movimiento 15m (qué ignorante soy, que lo meto todo en el mismo saco, con la de matices que hay dentro) no plantea intervenciones reales y factibles por miedo al fracaso. Por temor a que, de exponerse públicamente y con nitidez, la gente pase olímpicamente de apoyarlo. Preguntemos al español medio por la Ley D´Hont, por ejemplo. Políticos patéticos, tertulianos patéticos y periodistas patéticos, no pueden pertenecer a un país cuyo pueblo sea un oasis renacentista.

8. Ahondando en el miedo, quizá de reconocer que la amplia mayoría del pueblo es relativamente reflexiva, se extrapolara que los cambios han de ser liderados por un grupo de intelectuales. Unos burgueses antidemócratas, por tanto. Problemas con el concepto Democracia Real. Imponerse ante pueblos que, democráticamente, aceptan ser menos demócratas.

9. Desde el movimiento, en asambleas tan vergonzosas como las que viví en mi época de facultad, deciden trasladar las reivindicaciones a los barrios. Desde hace años existe algo parecido, regulado, y que cuenta con presupuestos públicos. Se llaman Asociaciones de Vecinos y, cada vez que me he acercado a la mía, La Corrala, en Lavapiés, han puesto todo a mi disposición para llevar a cabo las propuestas que les he presentado, siempre y cuando yo mismo demostrara ser el primero en esfuerzo e implicación.

10. Parece semánticamente complicado hablar de un movimiento en un campamento. Creo que antes de seguir con la trivialización de cuestiones muy importantes, y antes de desacreditar medidas acompañándolas de otras irrealizables por vías pacíficas (meter a banqueros y empresarios en la cárcel, pedir trabajo, y novi@s más alt@s y guap@s…) el movimiento debe armarse desde abajo y tomar mucha fuerza antes de ser visible. Garantizar un cierto grado de éxito. Cojones.

PD: Vía Felipe Romero os dejo un pequeño estudio. Es el Informe sobre la percepción de la crisis entre los trabajadores del conocimiento http://slidesha.re/mSXsZO Las frases llenas de tacos, que parecen de Samuel L Jackson en Pulp Fiction, son mías.