Punto final

Posted in: General

Había sido la temporada más dura, plagado de presiones políticas y comerciales de todo tipo, así que cuando, al regresar de vacaciones el director me dijo que me quedaba sin programa, y que me dedicaría a tareas administrativas, no me sorprendió para nada. Al día siguiente me llamaban de una incipiente emisora de Punto Radio, así que me marché de mi cadenita SER, con la boca llena de baba amarga, pero con un agradecimiento que aún dura a la gente de Punto. Esos Jorge Sánchez, Juan Adarve, Alicia Mira, Luis Miguel Toribio, Chicho, o ese Goyo Duro, emprendedor de malos modos, que merece un libro aparte.

Punto Radio siempre pareció un proyecto efímero e inquieto, siempre peleando en el dial contra la costumbre, y demasiado asociado a Luis del Olmo y su Protagonistas. En realidad Punto Radio era Protagonistas, y el resto de programación de relleno, para que tuviera sentido llamarlo radio. Más o menos todos olíamos que cuando del Olmo estornudara, la radio cerraría. La asociación era un error necesario, ya que por un lado necesitaban el impulso, que bien podía ser el periodista de Ponferrada, recién salido de Onda Cero, y por otro la mayor parte de sus emisoras eran acuerdos con radios piratas, sin licencia.

Los comienzos de la emisora en Guadalajara fueron tan agotadores -más de un día dormimos en aquellas oficinas- como magníficos. Trabajábamos con ilusión y libertad, creando estilo desde cero, con licencias, falta de control y, en definitiva, libertad. Mi experiencia en los medios me dice que la libertad no es un estado, ni siquiera una meta. La libertad son momentos puntuales de falta de organización, son espacios autónomos de ausencia de líneas coherentes y deudas comerciales y políticas, y eso fueron aquellos primeros meses.

La andadura de Punto Radio siempre estuvo marcada por errores. Es un error que el claim de tu programa sea que llevas 35 años haciendo lo mismo, por motivos obvios. Como es un error que fichara en su momento a María Teresa Campos, o que Ramón García, en las entrevistas promocionales de su programa, soltara perlas como “en la radio ya está todo inventado“. Es una capa de barniz rancio que no le hizo ningún bien.

La crisis afecta a Vocento, con un diario ABC que supone una sangría, así que hoy redefinen Punto Radio que, a partir de ahora, se llama ABC Radio. Además se producen una serie de cambios, principalmente en las caras, reposando el protagonismo en gente como José Antonio Abellán, Isabel San Sebastián, o Melchor Miralles, nombres rebotados de otros lugares, líderes de opinión pillados a contra pie. De nuevo mala jugada, de nuevo campaña de comunicación, a mi gusto, errónea: el slogan “se hace oír“, me parece bastante intrusivo, y las frases que acompañan en la publicidad estática los rostros de San Sebastián o Miralles, son un poco de risa, y dan la sensación de venir del equipo que destapó el Watergate.

El error no sólo está en la campaña, sino en el enfoque de la radio como un cementerio de elefantes, compuesto por estrellas venidas a menos muy bien pagadas, y un ejército de periodistas anónimos, infravalorados, patéticamente pagados, y cogidos por la pechera de la vocación, un concepto al que no han sabido dar la vuelta, y cuyas consecuencias pagan mes a mes. De cualquier manera, muchos recuerdos, y mucha suerte.

¿Son “tós” unos corruptos?

Posted in: massmedia, política

-José María Fraile, alcalde de Parla, estuvo ayer en la SER. Cualquiera que escuchara la entrevista sabrá por qué su Ayuntamiento va a hacer un ERE que afectará a doscientos trabajadores. Olvidando que “afina” el lápiz, que está “incluso” en un proceso complejo, se ve que leyó algo de Paulo Coelho recientemente, ya que habló constantemente de “sus trabajadores inmersos en el mismo viaje“. Ha pedido anticipos de su sueldo por cuestiones “personales”. Dijo que si tiene que explicarlos se abre un blog y lo escribe. Encomiable la transparencia, lamentable la imagen. Nos queda por ver la decrepitud de un sistema por delante de nuestra ventana.

-El propio alcalde de Parla, localidad de 120.000 habitantes, gana 2.500 euros al mes. El director del Atlético de Madrid, Gil Marín, cobra 900.000 brutos al año, más primas por clasificaciones (más los otros negociados). Estaría bien darle una vueltecita al tema, recordar los años de recalificaciones de terrenos, las posiciones en las negociaciones, y si el problema está en lo corrupto o en el grado de necesidad a dejarse corromper.

-Esperanza Aguirre saca la nómina a paseo. Que levante la mano quien se crea una nómina. Curiosamente la defensora del abaratamiento del despido, y de la flexibilidad laboral, suma un buen puñado de trienios de “servicio” a los ciudadanos.

-La corrupción, como la verdad, están ahí fuera. Siempre fuera, siempre lo hacen ellos. ¿Es que no sabemos que nuestra sociedad vive en la bonanza porque la mayoría el planeta lo hace en la miseria? ¿No leemos en el reverso de la lengüeta de nuestra zapatilla el “made in Vietnam“?, ¿No vemos nuestra doble moral?, ¿No entendemos que somos corruptos sin darnos cuenta, sobre todo si no queremos darnos cuenta?, ¿No vemos que ELLOS, en realidad son NOSOTROS, y que si NOSOTROS accediéramos a ciertas cotas de poder, actuaríamos como ELLOS?

Principio de acuerdo

Posted in: política

-PP, PSOE y UPyD, en adelante LOS BUENOS, reunidos con Bildu, en adelante LOS MALOS, en San Sebastián, Guipúzcoa, a 25 de mayo de 2011, y en presencia de El País, El Mundo, ABC, La Razón, La Gaceta, SER, Cope, Punto Radio, Onda Cero, TVE, FORTA, Antena 3, Tele 5, Cuatro, La Sexta…, en adelante LOS CONDUCTORES, acuerdan:

1) Que las elecciones municipales del pasado 22 de mayo en Euskadi, son un poquito de aquella manera, ya que el Tribunal Constitucional, en contra de lo que dicta la lógica racional, permitió que LOS MALOS se presentaran a las elecciones, contra lo que pedía LOS BUENOS, cuyos mensajes repitieron LOS CONDUCTORES hasta el hastío.

2) Que los 267.142 electores han sido engañados por la coalición, ya que, pese a la Sentencia del Constitucional, LOS BUENOS afirman que existen contactos entre los terroristas y LOS MALOS. En concreto Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero del Gobierno y Ministro del Interior. Cualquier ciudadano presupone que un Ministro del Interior, posee acceso a los servicios de inteligencia de una nación, por lo que su opinión, pese a que lo parezca, no es de barra de bar, sino de alguien que cuenta con información privilegiada.

3) Que LOS CONDUCTORES se encargarán de dinamitar la normalidad democrática mediante cualquier tipo de dato que, cual gota malaya, se clave en los cerebros de los ciudadanos. Ayer sorprendían con el dato del 80% de los empresarios guipuzcoanos, que se negaban a entregar sus datos fiscales a la Administración, en caso de que LOS MALOS accedan a la Diputación. Muchos de ellos, afirmaban, incluso cambiarían su residencia fiscal. Dos días son suficientes para realizar un trabajo de campo que permite establecer tal hipótesis. A LOS CONDUCTORES no les hace falta testimonio alguno que apoye la contrastada información.

4) Que LOS MALOS ya han declarado que, pese a ser la fuerza más votada en el Ayuntamiento de San Sebastián, si todos LOS BUENOS crean un pacto para no dejarles gobernar, lo único que pueden hacer es informar de este hecho a los ciudadanos, y punto. Seguro que LOS CONDUCTORES encuentran en esas brutales declaraciones, material para el incendio.

5) Que para nada importa a LOS BUENOS que LOS MALOS les hayan quitado casi trescientos mil votos. Se trata de la defensa de la Democracia. O lo que consideramos Democracia obviando las peticiones de los ciudadanos, antisistema también, que acampan en la Puerta del Sol de Madrid. Democracia es lo que LOS BUENOS dicen que es, y lo que LOS CONDUCTORES se encargan de enseñar.

6) Que entre LOS CONDUCTORES mismos podemos observar diferencias. Por ejemplo aquí ABC dice que los empresarios vascos tiemblan ante LOS MALOS. Y aquí El Correo de Bilbao dice casi lo contrario. Depende de si estamos en Euskadi o fuera, percibiremos dos realidades. La de fuera, la de LOS BUENOS, por supuesto es la más precisa, la oficial, porque conoce más profundamente el problema que los de dentro.

Madrid. (Capital del reino de LOS BUENOS)

Se buscan ideas (creo)

Posted in: política

1. Si partimos de que el 15m se planteaba una lucha entre indignados y el mundo, en unos pocos días por acción, omisión, o alusión, han quedado esquematizados en jóvenes vs clase política. Los unos felices en sus papeles protagonistas de la revolución que han visto en las películas, autoreforzados y con poco que perder, los otros en su clásico discurso buscando el voto con algunos matices.

2. Los matices que he visto en los políticos, amén de las declaraciones más torpes de los Pepiño Aguirre y compañía, son curiosos. Unos y otros partidos (han comparecido en SER, RNE, Cope) han dedicado la tarde a tranquilizar al personal más tranquilo, pero en sus palabras han coincidido cosas como que el sistema es mejorable y necesita reformas, o que es lógico que se pida más participación. Esto difiere con el discurso clásico (Constitución intocable, perfecta democracia representativa…) y me inclino a pensar que se trata de maniobras gallardonianas populistas, basadas en los estudios sobre la comunicación de la imagen de políticos como Obama. Quieren mostrarse más cercanos.

3. Los jóvenes repiten que tienen ganas de hacer cosas. Hasta hoy no habían propuesto más que slogans como “que no nos representan“. En la efervescencia y emoción del momento, están siendo expoleados por los medios. La red propaga sus mensajes y, a tenor de la repercusión, pareciera un nuevo mayo del 68. En toda la portada de elpais.com, no hay una sola propuesta del supuesto movimiento. Con indignarse y ya, no vale. Y moverse no sólo significa manifestarse, significa aprovechar todos los resquicios para hacer cosas. No existe un discurso intelectual, ni una alternativa (parece) al sistema actual. Para plantearla hay que sentarse a estudiarla a fondo durante mucho tiempo, y tener los huevos muy grandes.

4. Ante la ausencia de reflexión que, ya hemos visto que poca falta hace para tener “repercusión”, o “movilizar”, asistimos al choque de titanes entre dos vacíos: el que protesta y el que defiende status quo. No sé si es casualidad que las protestas emerjan cuando miles de desempleados comienzan a quedarse sin subsidio, y cuando se dispara la pérdida de poder adquisitivo. Es decir, cuando tocan el bolsillo. Las revueltas funcionan cuando se implican quienes tienen que perder. Sin discurso no se va a conseguir.

5. La generación televisiva ya no es la televisada. La segunda ha visto cómo podía acceder a imágenes imposibles en otros tiempos, la primera está acostumbrada a protagonizar los programas, a que las marcas diseñen productos personalizados, y que el escritorio de su PC, o la funda de su móvil estén customizadas. Ahora reclama la voz. Ya la tiene. Todos los medios giran en derredor suyo y no sale nada más allá de pedir que los banqueros vayan a la cárcel. Siento decirlo, pero creo que así no funciona. Aunque seguro que los banqueros se lo pensarán.

6. Por más que lo intento, no imagino un escenario de cambio con unas propuestas tan imprecisas, complejas e imposibles. A no ser que lo que se pretenda sea un toque de atención en forma de street marketing. Nadie de los manifestantes actuaría de otro modo si tuviera poder, porque la clase política es como ellos: seres humanos formados en un sistema de incentivos, principalmente económicos, rodeados de todo tipo de seducciones en las que caemos. Plantear los cambios que precisa el sistema es tan radical, que descubriríamos que la primera revolución está en cada uno de nosotros.

7. No queremos afrontar esa revolución. La real. La interna. Huimos y utilizamos a los muñecos del pimpampum para sacudir la ira. Ellos son los culpables. NOSOTROS pagamos SU crisis. Nos declaramos inocentes de todo crimen y cargamos contra los personajillos que gastan mucho y viven muy bien. Ya no podemos hipotecarnos a 50 años, ni tener el último modelo de videoconsola, ni fundirnos diez mil pesetas en copas un sábado. No tenemos “perspectiva”, no podemos “prosperar”. Olvídate del chalecito en la urbanización, con la pick up a la puerta. O del loft en La Latina.

8. Para mí la realidad de la crisis es que la clase financiera quiere aprovechar la supremacía para que los más pobres paguen sus desmanes. Existe supremacía en tanto no existe alternativa física desde la caída del muro, se ha premiado el barbecho intelectual que procure alternativas, y la población es manejable. No sé si la solución está en llamarles hijos de puta o en analizar, verdaderamente, por qué nos tienen cogidos por las pelotas, y por qué nos hemos dejado coger, es decir qué culpa real tenemos en contribuir a que esto funcione así.

Las puertas del campo

Posted in: General

Lo de Ricky Gervais en los Globos de Oro está trayendo cola. En parte porque los medios de comunicación andan aturdidos y lo mismo te abren con una “Histórica ola de tiempo normal“, como con la revelaciones del twitter de tal o cual famoso. Y pregúntenle a mi madre qué es el tuiter ese. Si no, como ayer en Hora 25 de la SER, ponen a parir a Túnez ya que “en su nuevo gobierno todavía había ministros del anterior régimen“. Que lo digamos nosotros con un Fraga todavía senador, no deja de tener sus cojones.

El caso es que la polémica nos pone ante uno de mis temas favoritos: ¿Tiene límite el humor?, es decir ¿Se puede hacer humor con muertos, secuestrados, moribundos, discapacitados, alimañas, niños, humillados…? en realidad se hace, así que la pregunta es ¿Es lícito?

Hace bastantes años, cuando dirigía un magazín radiofónico en Guadalajara, tuve problemas con uno de los principales clientes de la radio: Central Nuclear de Trillo. En uno de los programas entrevisté a niños de Chernobyl que venían, como cada verano, en una especie de programa de oreo continental. Les comenté que vivir en Chernobyl e ir a Guadalajara (entonces con dos centrales nucleares) era como vivir en Disneylandia e irse de vacaciones a Eurodisney.

La broma no gustó, al punto que tuve que pedir disculpas públicas al día siguiente por mi osadía, y por si a la dichosa Central Nuclear le daba por retirar el pastiche que se dejaba en su contrato anual. En realidad los cómicos -y yo me lo considero- debemos tender hacia no perder la raíz histórica del concepto “bufón” que era aquel ser, desprovisto de dignidad, pero único en su legitimidad para reírse del propio rey en sus narices.

Poner límites a humor, la chanza, la parodia, es algo complejo. Hay formas y formas de afrontar los temas, claro está, pero evitar los tabúes de cada momento a la hora de satirizar, significa perder uno de los puntos de vista más ricos e inteligentes. Aunque os parezca increíble, hay una peli que me marcó en su momento (la pusieron en Días de cine, que sí, que Garci es un estirao gilipollas y lo que quieras, pero que a muchos nos ha enseñado un cojón, en sentido figurado), y que cuenta toda esta relación entre humor y sistema de valores -sistema en general, qué coño- mejor que un post. Sí Enrique Dans, ¡Mejor que un post!

La peli se llama Lenny, la dirigió Bob Fosse y Dustin Hoffman hace Lenny Bruce, un cómico norteamericano que tuvo problemas con la justicia de su país que, a base de querellas y arrestos contra el monologuista, consiguió arruinar su carrera. El último tramo del filme es una agobiante carrera hacia ninguna parte, plagada de frases descarnadas y momentos patéticos. La clásica pelea del hombre contra el muro. El muro sólo existe porque siempre hay un hombre intentando tirarlo. Pues eso.