Crisis para Rato

Posted in: General

Imagino a ese ciudadano nigeriano que se conecte a Internet, caiga en la prensa española y lea titulares como “¿Es posible la vida sin Blackberry?“, o “Reclinar o no reclinar, el gran dilema de viajar en avión“. Lo sé, soy un demagogo de mierda, pero ¿A que os había enternecido?

Resulta que Youtube ha montado un despliegue sin precedentes con el objeto de cubrir las próximas elecciones generales, y que van aflorando herramientas para seguir la actividad online de nuestro políticos, como la muy meritoria politweets, que nos permite seguir las andanzas de los mandamases por el mundo dospuntocero. Cada vez tenemos más posibilidades estar al tanto de la más absoluta nada. Cada vez se refina más nuestro gusto por el entretenimiento. Las barras de bar son, ahora, kilométricas.

Los temas importantes siempre quedan al margen de las campañas. Aena, por ejemplo, que todavía no se vende, pero se está en ello. Entre todos pagamos la T4, y luego la vendemos, nuevecita. Ofertas por Madrid y Barcelona, claro, las decenas de aeropuertos deficitarios y absurdos, nos los seguimos comiendo con patatas. Así lo público es ineficiente, no como los bancos. Otra “recapitalización” en ciernes. Y cada vez pienso más en esa pareja de arquitectos que conocí en el grupo de discusión de un estudio sociológico, que sólo pensaban “en lo que vamos a cenar al llegar a casa”.

He escuchado tanto la cantinela de la ruina, que me da un cierto morbo. ¿Qué pasa si nos arruinamos? Si nos vamos a pique de la mano de Grecia, Italia, Irlanda, Portugal, detrás vienen Francia y Alemania, no me imagino a Ucrania, Bielorrusia, Estonia, o Bélgica tirando del carro… y así todos… ¿Qué pasaría, cuál sería el fatal destino? Cuando en plena bonanza te has hecho el colacao con agua, hay cosas que lo único que te pueden dar ya es morbo.

Cinco notas sobre la crisis

Posted in: General

-La mitad de las empresas que se crean, mueren antes de cumplir cinco años. En cuanto a la vida de los Estados modernos hay debate. Pero vamos, un par de siglos. Igual vincular lo privado a la buena gestión es un poco aventurado.

-Para inscribir al equipo de fútbol en la prestigiosa Liga de Carabanchel 2011/12, he tenido que rellenar cinco veces los datos de los jugadores, y otra vez online. Seis en total. Lo privado siempre da muestras de agilidad y ausencia de burocracia. En las compañías de telecomunicaciones, por ejemplo, el contrato es rápido de cojones. Sólo hay que hacer el camino contrario para ver la risa.

-Nos han repetido tanto la frase “para tranquilizar a los mercados“, que lo vemos hasta normal. Hay que tranquilizarnos para que venga inversión de fuera. ¿Por qué no nos dedicamos a alterar otros mercados con nuestras inversiones?, ¿O a invertir en mercados tranquilos para sacar rentabilidad? Ah no, que los ricos ya lo hacen…

-Estoy en la Carrera de San Jerónimo. Desde aquí puedo ver a los diputados saliendo cabizbajos, y a los inversores tirándose por las ventanas de la Bolsa de Madrid. De momento ni una cosa ni la otra.

-Según Adam Smith, David Copperfield, y el resto de creyentes en la mano invisible, la caída de la demanda (hipotecas, consumo…) debe bajar el precio de la oferta. Cri-cri, cri-cri

PD: Como regalito:

#noalfutbolsinradio

Posted in: fútbol&más

Eduardo Chillida, portero de la Real

En la extensa nómina de imbéciles que conozco, hay uno que destaca sobremanera: José Luis Astiazarán. Este imbécil saltó a la palestra por ser presidente de la Real Sociedad. Durante su mandato los mandó a segunda, y casi los hace desaparecer. Sé que se supone que a un vizcaíno le daría gusto esa noticia y, sospecharía que el tal Astiazarán es un infiltrado, pero en el fondo, tenemos cariño a los txuriurdines. Un equipo cuya camiseta han defendido desde Satrústegui a Kovacevic, pasando por Aldridge, Epi, Bakero, Beguiristáin, Arconada, Kortabarria…, merece todo nuestro respeto y algo más.

Algo místico se escondía en el viejo Atocha, cuando Eduardo Chillida defendía su marco, y Elías Querejeta era un hábil e irregular delantero, capaz de pinchar el globo de Di Stéfano. Toda una historia en manos de un torpe. Parece un guión que hemos visto ya demasiadas veces. Yo no sé si podría dormir tranquilo si, apareciendo en la wikipedia, mi definición arrancara como la suya: “Abogado de profesión, José Luis Astiazarán fue elegido presidente de la Real Sociedad en 2001, abandonando el club en junio de 2005 y dejándolo en la bancarrota debido a una nefasta gestión organizativa.”

Bueno pues este personaje es el único ser en el planeta tan absolutamente estúpido como para estar en contra de la subida de impuestos a las megaestrellas extranjeras. Que no suben, que se igualan, pero ese miniparaíso fiscal en nuestro país, es otra cosa. Ese personaje es el tipo que, tras chapucear la gestión nefasta de una Liga profesional, incapaz de garantizar que sus actores cobran, dice que quiere comenzar a hacer que las radios, alma de la competición, pasen por caja.

Yo trabajé para Astiazarán, de rebote, un encargo, pero fue una de las experiencias más psicodélicas de mi vida. Rodeado de una pléyade de personajes, tan ineptos como ilustres de apellido. Un par de chavalitas para alegrarle la oficina, una fea que le solucionaba los marrones, cero talento, menosmil en gusto y jeta, mucha jeta.

Trabajar cerca de Astiazarán, era observar en primera fila el espectáculo del poder en España. Torpeza que reparte hostias a ciegas y, con cada sacudida, caen un puñado de billetes. ¡Qué coño, os voy a contar! Así, en breve. Hicimos un guión para una gala de la LFP. Había tresmil pavos en presupuesto para guión, y nos pagaron mil. A razón de catorce, siete la media. La gala era completamente absurda, era la típica reunión de gerifaltes en plan excusa para irse a putas en Madrid. En ese guión no podíamos hablar ni de fútbol, ni de equipos, ni de futbolistas. Ahí es nada. Para que se hagan la idea, nuestra, por aquel entonces jefa, remató algunas frases, entre otras el maravilloso cierre: “esperamos que hayan pasado una noche muy agradable“.

Pases, golpes, y pereza

Posted in: fútbol&más

La sobredosis de clásicos a los que estuvimos expuestos la pasada temporada hace que la pereza presida los terrenos de juego en que se disputa la Supercopa. De hecho, si fuera Guardiola, la entregaría, así como los seis puntos de la Liga. Dos incomparecencias, dos partidos perdidos por tres goles a cero, y a correr. Me daría pereza saltar al campo para jugar frente a los gladiadores de Mou.

El gol de Messi fue un reflejo de lo que son estos partidos. El argentino aprovecha un error y, entre un galimatías de piernas verdaderamente enemigas, logra el gol. Y no lo hubiera conseguido sin un último empujón. Observando la repetición, se puede ver cómo Leo no hubiera llegado, de no ser porque el último empujón cambia su trayectoria, y lo alinea con el balón.

Veréis amigos, soy aficionado del Athletic de Bilbao desde pequeño, así que de la parafernalia de la épica me queda poco por ver. Luis Fernández nos metió en Champions con un gol en el que el timorato Julen Guerrero estaba pisando al portero del Zaragoza. Hemos aplaudido a rabiar la tibia rota de Maradona, o a personajes de la talla de Gurpegui, o Carlos García, nos hemos identificado con un fútbol indigesto, que hemos dado en llamar “directo”, o “eléctrico”. Hemos glorificado la testosterona, y escribimos el manual de “Cómo un estadio puede influir en el resultado final“, así que nada en este Madrid me sorprende.

Pero sí hay cositas que me rechinan. Un tipo aguerrido, que eleva el nivel de agresividad (la patada de Kedhira que hace olvidar su reiteración en la falta, la reconversión de Alonso en leñero, o la actuación de Pepe, digna de gabinete psicológico), que se presenta ante los medios con altanería, y despierta devoción, no debe llorar en las ruedas de prensa, ni hacer shows a pie de campo, chirría el amaneramiento.

Con Valdano en un dulce destierro, con prensa y afición adictas a lo que se ha denominado “otra forma de jugar al fútbol“, Mou campa a sus anchas, envía a su segundo a ruedas de prensa, o desprestigia competiciones desde la impunidad millonaria, impulsado por el silencio de su presidente, y el rugido de la afición.

Creo que la parroquia de San Mamés se adaptó a unas posibilidades. Ni criamos finos estilistas en la cantera, ni los que salen cuajan (Yeste, Tiko y otras eternas promesas), ni tenemos dinero para traernos a lo mejor dentro de nuestra política de club (Bakero, Mendieta, Xabi Alonso…). Pero si pudiéramos fichar a los mejores de entre los mejores, creo que la afición de La Catedral exigiría algo más de lo que el Bernabéu hace con el equipo de la banca rota.

Si fuera Guardiola me daría mucha pereza.

Iconoplastas

Posted in: política

-Javi Poves es el futbolista del Sporting que ha colgado las botas porque dice que el fútbol es un mundo corrupto. Además declara que lo del 15M es un lavado de cara, que lo que hay que hacer es ir a los bancos y que rueden cabezas. La prensa le convierte en un icono. Javi Poves es un tipo de 25 años, que ya no puede estar en el segundo equipo del Sporting, que debutó con el primero en la última jornada de la temporada pasada, y cuya carrera futbolística no irá más allá. Entre otras cosas por eso lo deja. El resto es hojaldre de la prensa para tener su historia: el futbolista concienciado. Hilazón con el 15M y la crisis, fenomenal. Veremos cómo acaba el chaval.

-Los políticos tienen miedo a decir que hay que subir impuestos, porque los suben a las clases medias, gran mayoría de votantes. Mientras, van haciendo recortes en prestaciones sociales (lo de Catalunya es de conya), que traerán sus consecuencias. Recordemos que el Welfare State (orígen alemán del actual Estado de Bienestar), no surge por amor a la igualdad. Surge por el miedo al “rojo con el cuchillo entre los dientes“. Surge como compra al proletariado, muy enfadado y mirando de reojo a Rusia. Surge como fórmula de control social. Desde el thatcherismo, Inglaterra es un solar social, y las diferencias entre ricos y pobres se han extremado. Ahora, estos lodos.

-Soy un cansino con lo de que la batalla está en las palabras. Por si fuera poco denominar adolescencia (que adolecen, que tienen carencias) a la época en la que crecemos, alcanzamos la plenitud de energía, nos conocemos y nos hacemos preguntas (es decir, somos molestos para el “mundo mayor”), ahora la juventud lleva el sello de la Iglesia. Ellos tienen el monopolio de la juventud, y por ello organizan sus jornadas mundiales. La principal batalla perdida contra el estamento clerical, es el nombre del evento. Y no, no es ninguna gilipollez.

-Estoy cansado de oír el “en algo creo“, o el lamentable “en algo hay/habrá que creer“, y cómo todo el mundo apuntilla rápido “lo que no creo es en la Iglesia y los lujos“, no vaya a ser que nuestros interlocutores consideren que les veremos como unos violadores de niños. La realidad es otra. Cuando palmó Juan Pablo II, sólo Juanjo Millás, reprendido por Gemma Nierga, llegó a ser crítico con la figura papal. En todos los medios generalistas. El resto, a calzón quitado, retransmitiendo el funeral con Aznar, Berlusconi, o Bush en primera fila. Y a callar.

PD1: Parece que el blog de Mario vuelve por sus fueros.

PD2: Grandísimo post, recomendado por el Milodón.