¿El smartphone? Lo inventé yo.

Posted in: General

Siempre me han hecho gracia las personas egocéntricas. Y no quiero entrar en si la sociedad actual es particularmente egocéntrica, y demás. Parto de la base de que el personal lo es, pero, eliminando esa capa de egocentrismo que daríamos por natural, me quiero referir a las personas egocéntricas de verdad, a las extra, a los del ego tamaño familiar/envase ahorro. Desde las celebrities que se “han hecho a sí mismas”, que han empezado “desde abajo”, hasta nuestros semejantes que, poco menos, han inventado la pólvora.

Podríamos encontrar excepciones, al considerar que Paula Vazquez se ha hecho a sí misma. Con ayuda médica, claro está, pero vamos que lleva razón. O que la carrera de Monica Lewinsky empezó desde abajo. O que el chino que inventó la pólvora jamás lo reconoció, por modestia. Nótese el simpático etnocentrismo a la hora de escribir la historia: “La pólvora se inventa en China, aproximadamente en el siglo IX“. Eso sí que es un trabajo de investigación, cojones.

Cada vez que me cruzo con un egocéntrico paso por las mismas fases. La primera dura un minuto, es una reflexión sobre lo jodidamente patético que debo parecer cuando hago alguno de mis alardes, ya que reconozco como uno de los suyos. La segundo dura algo más y trato de establecer contacto con la mirada en caso de que hubiese uno o varios terceros en la conversación, en plan “tío, dime que tú también lo estás oyendo”. La tercera fase es la definitiva, y en ella clasifico al sujeto en cuestión, bien como un personaje divertido y entrañable, bien como un insoportable ser con el que tendré que vivir atrincherado el día que Buffy Cazaegocéntricos decida venir por nuestra zona.

La humildad, queridos amigos, es fundamental. Ya lo dijo Jesucristo. Y Rafa Nadal.

Algún apunte, Santidad

Posted in: General

-Que dios sea padre, hijo y Espíritu Santo S.A., no solo lo convierte en un espectáculo de magia e ilusionismo ya sólo como concepto, sino que físicamente ver sus uniones y divisiones podría deja a la altura del betún a Anthony Blake. Ahí hay pasta y posibilidades a nivel merchandising, y tal.

-La política de ofertones que lleva a cabo me parece fenomenal. Usted sabe de márketing, Santidad. Y un huevo. Es normal, teniendo en cuenta que son ya dos siglos de branding, y sus pirámides comerciales siguen debidamente motivadas. La competencia cada vez va a menos, conoce como nadie su nicho de mercado, y potencia la aspiracionalidad de la marca. Suscriptores poderosos, relaciones públicas influyentes… cada consejo de administración debe ser el paraíso.

-Por supuesto el progresí está de uñas con usted, entre otras cosas por su defensa del sexo como consumación del sacramento del matrimonio. Pues mire, Santidad, yo iría un poco más allá, y propondría que ni se folla antes de casarse uno, ni se folla después. El sexo envilece, aplatana, nos vuelve viciosos y malvados. El porcentaje de veces que se corren varón y hembra -por supuesto- a la vez es lamentable, así que total…

-Como comenté en su momento -es otro de esos puntos autoreferenciales, de autoráculo- aquí todo pichi rajó de la llegada de su séquito, pero en próximos días los medios se van a partir el brazo por usted y cada movimiento que nos regale, como debe ser. Además todas las tiendas del centro tienen ya su “menú peregrino”, “pack peregrino”, “souvenir peregrino”… y, como Jesucristo dijo cuando irrumpió con el látigo en el mercado: “Hijos, haced un buen negocio, porque solo los que se lleven un buen pastiche, irán al reino de los cielos. Y los demás, por cuestiones sociodemográficas, delinquirán y se pudrirán en la cárcel” (Juan, 8, 22)

-Sepa usted que sus patrocinadoras oficiales: BBVA, Banco Santander, Endesa, Iberdrola, Telefónica o grupos empresariales editores como VocentoIntereconomíaPrisa (¡Sorpresa!), van a beneficiarse de entre el 80 y el 90% de exenciones fiscales en toda la promoción que le están haciendo, ya que el gobierno central ha considerado el evento de “interés general“, como el fútbol por la tele. Es decir, que toda la publicidad que vemos por las calles será pagada, en su mayoría, por los ciudadanos. Con la que cae. ¿Qué mejor forma de invertir los últimos dinerillos?, ¿Es que lo material nos debe importar? ¡¡Pero exija a sus empresarios favoritos, que no se le escapen!!

-Sepa usted que se ha creado un contador de señoras. Cuando ese contador haya registrado 10.000 veces la frase “es más guapo al natural” -que en aceite, se entiende- y el contador de jóvenes enfervorizados también haya llegado a los 10.000 lloros y declaraciones “es algo que no se puede explicar”, se lanzará un castillo de fuegos artificiales.

-Finalmente, le doy una serie de consejos contra los cacos. Usted se ha marchado del Vaticano y, con todo lo que atesora, puede ser una tentación para los amigos de lo ajeno. Desde la guardia real vaticana se aconseja que un vecino le recoja cada cierto tiempo la correspondencia con el objeto de que no se le acumule. Asimismo es recomendable hacerse con un mecanismo que programe subidas y bajadas de las persianas. En definitiva cualquier medida que haga que los cacos lo tengan un poquito más difícil.*

*(último punto redactado por un robot de los que trabajan de redactores en informativos de verano. Consulte disponibilidades para su blog en folleto aprobado por la CNMV)