Teleserie

Posted in: General

Dentro de las cosas locas que he hecho en la vida, trabajar en la tele ha sido una de las que estaría en mi top five. Si te dicen que en cuatro meses vas a vivir rodeado de tías buenas, no vas a dormir más de dos días seguidos en casa, te vas a poner en casi cien kilos, sólo consumirás comida basura y estimulantes, y conocerás la noche de media Europa, creerías que te acaban de contratar como nuevo bajista de los Arctic Monkeys. Y no.

Empecé escribiendo guiones que tenían que ser la quintaesencia de la ironía y, al segundo programa, y tras chocar en horario con Buenafuente, la directora del cotarro entró el la redacción a voces, diciendo aquel “¡Señores, a partir de ahora tetas y culos, tetas y culos!” Y donde manda patrón… tetas y culos. Fueron meses detrás de reporteras-cañón (había quien no sabía quién era Santiago Carrillo, o quien llamó “Ministra” a la vicepresidenta del Gobierno). Empecé a las puertas del Congreso y acabé en el 80 cumpleaños de Hugh Heffner

Mientras, escribíamos preguntas presuntamente graciosas para un público al que considerábamos salido y gilipollas. Ese era el target. La columna de televisión de El País calificó el estreno de “tedioso“. Pobrecillos, lo que les quedaría por sufrir. Afortunadamente, supongo que instados por el Ministerio de Sanidad, TVE nos bailó tanto de horario, que ni a los salidos gilipollas encontrábamos, así que al cuarto dato por debajo del 12% de share, nos fuimos a la puta calle.

Cosas que aprendí:

1- Nadie asume los fracasos. En este país se considera que el liderazgo se basa en no asumir los fracasos. Los que están por debajo, por miedo a que el teléfono no vuelva a sonar, no dudan de esa condición de triunfadores eternos que tienen sus jefes.

2- Si te planteas trabajar en la tele, asegúrate de que el contrato se parezca lo más posible a una recreación literaria o aproximada de la realidad. En nuestro caso, la mayor reivindicación sindical, fue que no nos despidieran los viernes, para volver a contratarnos los lunes. Más que nada porque también trabajábamos los fines de semana.

3- Si crees que existe alguna especie de teoría en virtud de las cual las cadenas compran uno u otro formato, vas listo. En el 10% de los casos se trata de una moda, el 40% porque viene patrocinado, y el otro 50% porque desde la cadena le deben un favor a la productora, o porque el directivo de esa cadena quiere un retiro dorado en esa productora.

4- Si vas de Madrid a Sevilla, de Sevilla a Eindhoven, de Eindhoven – escala en Milán- a Sevilla, y de Sevilla a Madrid en 24 horas… duerme cuando puedas, en vez de vivir la noche andaluza, aunque en un tablao esté el doble de Falete.

Veloz

Posted in: marketing

-Vaya por delante que la palabra del título del post es mi favorita de cara a la votación chorra que hace el Instituto Cervantes cada año. Se trata de votar por el vocablo que más te gusta, en una desesperada intención por hacerse los guays, siguiendo la línea comeflores ameliesca, o de anuncio de compresa. La supervivencia del español siempre está fuera de las instituciones. Hoy, en concreto, se encuentra en los arrabales de Harlem, mezclándose con el inglés.

-Ayer funcionó estupendamente el artículo que publicaba El País sobre la burbuja de los community manager. 150 comentarios, 4000 recomendaciones en Facebook, 3216 retweets. Seguro que desde la redacción se llevaron una gran sorpresa, y que no contaban con ello. La cuestión es que se plantea una desconfianza, a las claras, sobre el concepto difuso y extraño del community manager. A muchos empresarios se la han colado con el rollo de las redes sociales. Dicen que no existe una idea clara del CM, como si existiera una definición clara de, por ejemplo, el propio empresario. Dicen que han aprovechado el desconocimiento de las empresas para hacer negocio, como si la mayoría de los productos o servicios no se basaran en el desconocimiento.

-Las nuevas tecnologías han elevado la velocidad. Alierta puede seguir tomando pacharanes, pero ahora se le ve el cartón. Hace lo que quiere, pero queda en evidencia. Con la efervescencia política pasa igual. Crisis internas resueltas en 36 horas, revoluciones de una semana, renuncios antes de los anuncios… temas del momento, celebridades que son anónimas en horas… el sueño de los 15 minutos de gloria augurado por Warhol. La fama democratizada. La vaca de la rentabilidad de la fama fraccionada. La teta sin leche.

-El aumento de la velocidad ha hecho que el criterio pase de algo importante a una cuestión de supervivencia. En una década. Por fuerza, la reflexión se aligera, los argumentos son frágiles y peredeceros. Comemos y vomitamos para poder volver a comer, incapaces de digerir. Cada vez tenemos más posibilidades de contar cosas, pero menos tiempo de hacerlo, porque el mundo nos es contado por alguien que siempre tiene más tiempo.

-Todo es en este momento lo más importante del mundo. Sólo en este momento. Datos históricos rebasados una y otra vez, hemerotecas ingobernables en las que el contenido basura, ha dado un golpe de estado con el que pretende liderar la dictadura del aturdimiento. Y nosotros hemos de evangelizar a las empresas porque se están quedando fuera de esto. Tenemos que humanizarlas. Acercarlas al aturdimiento. Dirigir su camino hacia donde cojones quiera que vayamos.

Principio de acuerdo

Posted in: política

-PP, PSOE y UPyD, en adelante LOS BUENOS, reunidos con Bildu, en adelante LOS MALOS, en San Sebastián, Guipúzcoa, a 25 de mayo de 2011, y en presencia de El País, El Mundo, ABC, La Razón, La Gaceta, SER, Cope, Punto Radio, Onda Cero, TVE, FORTA, Antena 3, Tele 5, Cuatro, La Sexta…, en adelante LOS CONDUCTORES, acuerdan:

1) Que las elecciones municipales del pasado 22 de mayo en Euskadi, son un poquito de aquella manera, ya que el Tribunal Constitucional, en contra de lo que dicta la lógica racional, permitió que LOS MALOS se presentaran a las elecciones, contra lo que pedía LOS BUENOS, cuyos mensajes repitieron LOS CONDUCTORES hasta el hastío.

2) Que los 267.142 electores han sido engañados por la coalición, ya que, pese a la Sentencia del Constitucional, LOS BUENOS afirman que existen contactos entre los terroristas y LOS MALOS. En concreto Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero del Gobierno y Ministro del Interior. Cualquier ciudadano presupone que un Ministro del Interior, posee acceso a los servicios de inteligencia de una nación, por lo que su opinión, pese a que lo parezca, no es de barra de bar, sino de alguien que cuenta con información privilegiada.

3) Que LOS CONDUCTORES se encargarán de dinamitar la normalidad democrática mediante cualquier tipo de dato que, cual gota malaya, se clave en los cerebros de los ciudadanos. Ayer sorprendían con el dato del 80% de los empresarios guipuzcoanos, que se negaban a entregar sus datos fiscales a la Administración, en caso de que LOS MALOS accedan a la Diputación. Muchos de ellos, afirmaban, incluso cambiarían su residencia fiscal. Dos días son suficientes para realizar un trabajo de campo que permite establecer tal hipótesis. A LOS CONDUCTORES no les hace falta testimonio alguno que apoye la contrastada información.

4) Que LOS MALOS ya han declarado que, pese a ser la fuerza más votada en el Ayuntamiento de San Sebastián, si todos LOS BUENOS crean un pacto para no dejarles gobernar, lo único que pueden hacer es informar de este hecho a los ciudadanos, y punto. Seguro que LOS CONDUCTORES encuentran en esas brutales declaraciones, material para el incendio.

5) Que para nada importa a LOS BUENOS que LOS MALOS les hayan quitado casi trescientos mil votos. Se trata de la defensa de la Democracia. O lo que consideramos Democracia obviando las peticiones de los ciudadanos, antisistema también, que acampan en la Puerta del Sol de Madrid. Democracia es lo que LOS BUENOS dicen que es, y lo que LOS CONDUCTORES se encargan de enseñar.

6) Que entre LOS CONDUCTORES mismos podemos observar diferencias. Por ejemplo aquí ABC dice que los empresarios vascos tiemblan ante LOS MALOS. Y aquí El Correo de Bilbao dice casi lo contrario. Depende de si estamos en Euskadi o fuera, percibiremos dos realidades. La de fuera, la de LOS BUENOS, por supuesto es la más precisa, la oficial, porque conoce más profundamente el problema que los de dentro.

Madrid. (Capital del reino de LOS BUENOS)

Goliat F.C.

Posted in: General

“Muchas veces, la victoria empobrece a las personas. Yo prefiero la estética a la victoria”

Julio Llamazares.

Cualquiera que me conozca, puede sospechar de mi simpatía por la frase del escritor leonés, incrustada en un artículo que pretende ser una loa a la derrota, en la edición de ayer (por hoy) de El País, firmado por Juan Cruz, ese editor con voz de chica, que es el intelectual del Grupo PRISA. Es decir, que si sacaran una línea de muñecos articulados del grupo empresarial de Polanco, “el intelectual”, el “smart spice“, sería Juan Cruz.

De ahí, me bajo a Mercadona pensando en el puto relato de David contra Goliat, y me doy cuenta, años después de haberlo oído en el colegio Marista, que en realidad voy con Goliat, o que el personaje y la historia de Goliat, honestamente, me resulta más atractivo que el de David. A mí también, como a Llamazares, me seducen más los perdedores, pero creo que en la historia bíblica, el que tiene todas las de perder es Goliat, el favorito.

Ya he comentado en otras ocasiones, que mi Elvis preferido es el de Las Vegas, el acabado, el decadente, el devorado por un personaje incontrolable, comido por contratos, marcas de gomina y barbitúricos. El Lennon interesante no es el colocado de ácido clamando por la paz, sino el que pega una paliza a unos mariachis que, en un resturante newyorkino, intentando agradarle, interpretan Yesterday.

En el último minuto de una liga, David no era Djukic. El central yugoslavo del Deportivo, con la Liga en sus botas, tenía 24 pies de ancho por 8 de largo para ganar, y González, el portero del Valencia, sólo sus dos manos para detener una historia ya escrita. Y ganó David, y los focos huyeron de Goliat a Barcelona, donde años después, Guardiola ya lo advirtió: “algún día perderemos“.

Cada vez te queda menos

Posted in: General

A John Carlin se le acabó la paciencia en su espacio de El País. Yo nunca la tuve. Hay personas que son eternos niños mimados por unos padres a los que cualquier pataleta hace gracia. Son niños frívolos e ignorantes, que se toman el mundo como todo aquello que gira en derredor de ellos. Es el caso de Mourinho, un traductor al que nadie respetó en su paso por el Barcelona, que pasó a ser entrenador y que, tras su paso por la Premier, el lugar en el que ríen las gracias por antonomasia, ha llegado acrecentado a España.

Si queréis mi teoría sobre la mediocridad de Mou, aquí escribí hace no mucho al respecto. La diferencia entre un buen entrenador y él, es que si le pusieras todo el dinero del mundo encima de la mesa, y le dijeras “haz que jueguen bien“, sería incapaz. El Chelsea, el Inter y el Real Madrid pueden dar fe de ello. Contaba José Ramón de la Morena, que en Coruña, un escolta del club había sido herido con un punzón, que tenía como destino a José Mourinho. Nadie supo nada de ello durante semanas.

La declaraciones que hizo contra Manuel Pellegrini, la entidad, y la ciudad de Málaga, fueron repugnantes, propias de Mou. Propias de alguien que cree que sus victorias se fundamentan en algo que no es puro talonario. Lo curioso es que parece no acabársele el crédito en el Real Madrid. Hizo que Valdano pasara a la retaguardia y tenga que soportar el chorreo de estulticias que el portugués suelta en cada rueda de prensa.

Siempre que su equipo falla es por los árbitros, por el calendario, por los horarios, por la velocidad del viento, o por la gran conspiración que hace que el Madrid no gane una Liga detrás de otra. Ver su respeto hacia Guardiola me recuerda a ese respeto del ignorante, que considera que respetar al superior y pisotear al inferior, es una postura inteligente.

Nueve millones de euros cada año. Eso es lo que cobra el tipo más estúpido y que menos sabe de fútbol que más alto ha llegado. Esperemos que el mundo vuelva a posibilitarle jugar con el mismo horario que el Barcelona. A ser posible en el mismo campo. Y a ser posible que le caigan otros cinco.